martes, 24 de febrero de 2009

La Política de "La Mesa": Ni aún 4 patas bastan.

Probablemente mi 2008 no pudo ser peor... Perdí por todos lados... pérdidas materiales, personales, humanas... E incluso producto de todo ello, perdí el tiempo... Y lo sigo perdiendo...

Ayer en un foro por ahí, comentaba con unos chicos que habían perdido sus parejas, insinuando que si bien ese dolor ha de ser fortísimo, uno de todas formas debiese salir adelante... Lo dije a primera vista con liviandad, confiado en que efectivamente es un tema que el tiempo repara...
Pero entonces recordé que mi pareja ha cursado por procesos de bajoneo extremo, en los que solo tiene deseos de morir... Y el solo recordar su voz diciéndolo entre lágrimas, me remeció... No tiene nada de sencillo...
Antes de conocerle, yo me encontraba a la deriva en la vida... En lo personal, nunca amé las proyecciones a futuro, pues le temo enormemente a las desilusiones, a los fracasos, y así, en la medida que uno va construyendo mientras va avanzando, no hay mucho futuro en el croquis, es algo casi contemporáneo...
Pololear por ya espacio de 7 años y medio ha sido otra dimensión, al menos para mi... Aunque en medio de todos estos trances he notado que he ido perdiendo y postergando mucho de mi en beneficio suyo -o de ambos-, de todas formas la resultante es tan ámplia como que mi futuro lo he cifrado en esta relación...
Y con tanto escuchar el querer morirse, con tanto verle como un trapito, me ha terminado por invadir la desesperación, la inseguridad y, nuevamente, todo el futuro vuelve a ponerse negro.
En perfecto español es "penca", no, es HORRIBLE estar en mi posición actualmente... Y probablemente si no tuviese el pasado que tengo y que me ha permitido endurecer el cuero todos estos años, hace rato tendría yo el cuchillo en mano.
A veces temo mirar sus ojos y ver esa expresión de pena, o ese "click" previo a sus desmayos...
Como demonios salir de todo esto?... De todo, difícil...
Al menos tengo la primera hora de mi vida con una Psicóloga...
Estas cosas me retrotraen a políticas pasadas... Antes, mi vida la estructuraba de una manera casi militar en cuanto a la administración, dictaba pautas y las seguía a pie juntilla... No sé si sean tremendas pautas, pero eran como frases con bolsillo de payaso donde la interpretación daba para harto... Una de las "finadas" políticas es estructurar la vida considerandola como la superficie de una mesa...
Así, la mesa mientras más patas tenga, menos dañino será el que falte una o varias de ellas... En un esquema como el actual, donde mi mesa tiene con suerte 3 patas, al faltar una la caída al suelo es inevitable.
Alguien tiene una "pata" de sobra por ahí para este humano?