miércoles, 12 de septiembre de 2007

The Matrix

"El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo"
(F. Nietzsche).

Esto a pito de un blogazo que me tocó leer ayer, y que claro, a la larga me hizo recordar mis viejas teorías sobre "The Matrix" y que al final todo el mundo -particularmente asociado al modelo económico imperante en casi todo occidente- pierde identidad y pasa a formar parte de un todo, y ese todo funciona a un ritmo torpe, lento, predecible...

Pero el esquema hace "felices" a muchos.

Creo que cada vez es menos la diferenciación entre los individuos, y más si casi como reglas de cortesía se formulan el no hablar de fútbol, de política ni de religión... ¿entonces de que mierda hablar?... Ok, adhiero a que llama la atención la ruptura del Mago Jimenez con la Coté Lopez... Pero no pretendería tener mil horas de conversación sobre eso, no soy Alejandra Valle.

"A menudo estarás solo y asustado", y sí, parecerás "niño isla" y te sentirás nadando contra la corriente, al punto de tener la sensación de que simplemente la corriente te arrastrará y no podrás hacer mucho por cambiar la situación...

Pero a la larga, el choclo se desgrana... Como las pisadas en la arena de las playas de Viña xD!, algunos seguirán rumbos parecidos a uno, otros muy distintos, y otros jamás se enterarán de que uno existe... Solo unos pocos se cruzarán en tu camino, y ello no garantiza que las trayectorias se mantengan paralelas hasta el fin.

De hecho yo pienso en al menos un caso particular, donde un amigo partió en la misma dirección que yo, pero en la actualidad si bien llevamos caminos paralelos y mantenemos un contacto que valoro ene, ese camino que mi amigo tomó, difiere del mio.

El choclo se desgrana, decía... Y ahí, sin considerar a tu familia, encontrarás a tus amigos, y de entre tus amigos encontrarás tu media naranja... ¿que mejor forma de definir un pololeo más que una media naranja?, la otra mitad, el complemento perfecto...

O talvez no perfecto, pero somos humanos, ¿o no?... No nos puede gustar la misma música, y puede que a mi pierni (como a la mayoría) no le guste el fútbol, y piense que Schalke04 es un código de la milicia rusa o algo por el estilo... Y qué?...

Si al final del día, en la matrix, en todo el entorno grisáceo, encuentras a tu media naranja incluso en una multitud... Y a tus amigos en una multitud...
Yo me he encontrado amigos del sur en Santiago, y la sensación es esa, "chucha, en un mar de gente uno es capáz de distinguir a las personas que son tan distintas al resto, pero tan iguales a uno".

Y pasamos a ser... Tribu... Autista, pero tribu.

Concuerdo con Mr. Nietzsche, ningún precio es tan alto comparado al privilegio de ser uno mismo... Aunque escuche a Paolo Meneguzzi o no me guste el vino y la carne.