Michelle, ¿que dicen de las 2as partes?

A menos de 15 días del cambio de mando, Michelle Bachelet tiene mucho que agradecer a Chile -o al menos a su electorado-, pues en 2013 fue elegida a pesar de su pauperrimo primer gobierno y la guinda de la torta en que se convirtió el terremoto de 2010, que no solo desnudó falencias en el aparato publico además de falta de protocolos en casos de “sismos mayores”, sino también la sobreabundancia de funcionarios técnicamente incapaces (entendamos por esto el pago de favores políticos) incluso en organismos clave como resultó ser la ONEMI.

Pero el sello de Michelle Bachelet en este segundo gobierno fue mucho más consecuente con su ideología socialista y está bien, pues el juego democrático pone en manos de mayorias el control de todo. En particular, el termino de la subvención en la educación privada -conocido vulgarmente como el fin al lucro- sirvio para causar algo hasta aquí impensado en esta mediocre democracia sudamericana: Tocó intereses del segmento que lucraba con la educación particular subvencionada y que es políticamente transversal, pues desde el PC a la UDI encontramos este “lucro”.

Mientras en las redes sociales se daba una lucha pintoresca entre quienes estaban a favor y en contra, los intereses tocados comenzaron a temer que el falso socialismo se terminaba (ese de Ricardo Lagos Escobar que ha sido el primer Presidente de la República “facho” desde la vuelta a la democracia) y regresaba el duro y temido, ese al que hace alegorías Angela Jeria. Vuelto ese fantasma, se acabó “la tregua de la democracia pactada”, “política de los acuerdos”, “republicanismo” o -como le llamo yo- la farsa de la izquierda parlamentaria chilena.

Curiosamente, comenzaron a explotar negocios, negociados y financiamientos irregulares que iban pegando a uno u otro bando, pero probablemente el primer estallido fue el que involucró al hijo de Bachelet:

- Caso Caval: Aunque hay vinculados de la UDI, llega a las puertas de la familia Bachelet con el hijo Sebastián Dávalos y su mujer Natalia Compagnon (bofetada de ida)
- Caso Penta: Implicados principalmente personeros de derecha (bofetada de vuelta)
- Caso SQM: Implicados de absolutamente todos los bandos políticos (todos, hermoso ¿no?, comían zurdos y diestros de la mano del yerno de Augusto Pinochet. Aquí salen al ruedo Patricio Contesse Bachelet -no es alcance de apellido-, Pablo Longueira, Jaime Orpis, Alejandro Sule, Giorgio Martelli,  los hijos de Jorge Pizarro -mira que curioso-, Fulvio Rossi...)
- Caso Carabineros: Donde estratégicamente se golpea a una de las instituciones -hasta entonces- con mayor confianza de la ciudadanía, donde se desnuda el verdadero “robo del Siglo” al Estado y donde esa ciudadanía termina sintiendo que no se puede confiar en nada.

En lo personal, nunca creí esos indicadores de Chile como país menos corrupto de la región porque aca desde la Junta de Vecinos ves cosas raras, después vemos que “por amor” una mujer obtiene título de médico de la universidad sobreviviente mas antigua del país, los sobresueldos regulados hipocrita y tardíamente por Ricardo Lagos, la platita en la guantera para pasar la revisión técnica...

Lamentablemente parece ser parte de la cultura chilena el muñequear todo con plata, y no es muy diferente a ver estos neo-mecenas como Leonardo Farkas y Andrónico Luksic hacer filantropía con sobreexposición a un pueblo necesitado que estira la mano a quién pueda.

Gracias por tu legado Michelle: Sename como institución mortífera, binominal fallecido pero con un sistema extraño e injusto, que elige a individuos con menos de 1% de votación solo por buscar la “representatividad” con un oneroso costo para el país (incluyendo “bonos” para los partidos políticos por incluir a mujeres candidatas, por financiar partidos y financiar campañas) pero claro... La gratuidad que sigue siendo un porcentaje aumentado de becas, a eso le llaman gratuidad. 

Y la gallada celebra.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Hipócrates se sacude en su cripta #Frenillos

"Terrorismo" e "Igualdad a la Chilena"

Acuerdo RN-DC: Donde Hubo Fuego...