viernes, 27 de marzo de 2009

De-Formación profesional: Ámbito de impacto

Se lee dramático el título… La idea es, al menos al iniciar, tararear un rato el como la formación profesional va modificando y, en algunos casos, erosionando a la persona.

Tras estar 6 años en el mundo del Derecho (1 en Talca y 5 en Santiago) he aprendido cuando menos lo necesario para el ejercicio de la “abogacía” (exceptúense enfáticamente materias comerciales y tributarias xD!), pero ese “cuando menos” también ha ido modificando mi forma de ver el mundo, mi forma de enfrentar los problemas y de buscar soluciones.

NEGRO Y BLANCO, NO GRIS
Hoy en un nuevo capítulo de “mi pareja me reclama”, me reclama pues suelo ver las cosas en blanco y negro, “siendo que las cosas no son blancas o negras solamente!”. Supongo que por mis estudios me parece de suyo lógico que las cosas sean blancas o negras y que no haya más que eso, pues hay que elegir una postura, una interpretación de la norma y casarse con ella, en miras a los intereses de la justicia (yiaaa!).
Como digo, eso de blanco y negro me sale “natural”, y todo aquél que vaya en contrario de esa teoría me parece que se sale del sentido común, que a estas alturas es mi idea-fuerza favorita, “sentido común”… suena bien ¿eh?.

BASES PARA TOMAR DECISIONES
Al igual que como se fundamenta una sentencia, siempre necesito tener las razones por las cuáles se toma una decisión, a fin de apelar a ellas o bien, comprender las consideraciones que quién decide tiene para decidir una cosa en desmedro de otra.
Ello es super usual en mi, el “fundamente su respuesta” o “fundamente su decisión”, y es que, nuevamente, me parece sumamente de sentido común el tener bases suficientes e inapelables para decidir una cosa.

MÁXIMA DE LA LÓGICA
Huele a sentido común… Lógica y experiencia se fusionan como opciones sencillas para determinar todo aquello que no pueda ser determinado por otros medios.

LA EQUIDAD Y LA JUSTICIA
Me da dolor de estomago ver injusticias en cualquier ámbito. De ahí que procuro no ver noticias (además para evitar la vergüenza ajena que da escuchar a los periodistas hablar de temas jurídicos o meramente judiciales, hablando además a priori de ‘quedó en libertad’ o ‘el delincuente identificado como’, desconociendo que hay períodos de investigación en los que excepcionalísimamente las personas quedan en prisión preventiva y, además, desconociendo que las personas son inocentes hasta el momento de la sentencia… no son ‘delincuentes’, son imputados! :s) para no ver cada injusticia que en muchos ámbitos se generan.

Del mismo modo, me repele ver como la equidad y la justicia son conceptos que están en el plano de lo ideal y no de lo real… Dramático, qué queda para el futuro!.