Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2009

Madurez: Un poco más que afeitarse...

Mi papá siempre me contaba (y yo reía) que en su época los hombres no podían usar pantalon largo sino hasta los 14 años, supuestamente "alcanzada la madurez". Resulta muy curioso, de hecho, asociar la madurez a una fecha específica, suena muy humano y a la vez muy jurídico, casi como que por "decreto" alcanzas la madurez a los 18 años. Eso se mantiene hasta hoy, edad en que puedes casarse sin tonteras como el "asenso" (SIC), que puedes votar, que puedes obtener sin trabas tu licencia para conducir, y así...
Bueno, la madurez es mucho más que llegar a los 18, y definitivamente mucho más que afeitarse. A mi ya "avanzada edad" debería declararme formal y oficialmente "maduro", pero no es tan sencillo. Del "abrir la ventana" que he tenido en las últimas semanas, he alcanzado varias conclusiones a nivel interno, y una de ellas es que hacia el lado de las relaciones sentimentales (léase pololeos o noviazgos) estoy demasiado inmaduro.