domingo, 29 de marzo de 2009

A 6 meses del día en que todo cambió...

Ya van seis meses desde la pérdida más grande que he tenido en mi poco más de cuarto de siglo. Para los que saben sin que les dijese o para los que no saben, es oficial, en octubre perdí a mi papá. Prácticamente nunca tuvimos una relación típica de padre-hijo, a veces yo era el padre y a veces no lo era nadie, pero también lo era él, por ejemplo cuando yo me enfermaba o necesitaba algo, y él corría por mi...
Tras ese día todo cambió en mi vida, al menos hasta hoy... Como que despotencié mis ganas de vivir, es una cosa de abrir los ojos con menor optimismo o, al menos, con menor energía para enfrentar el día a día. Como que todas mis percepciones y definiciones se vieron zamarreadas por el hecho... Como que tomé una inseguridad horrorosa respecto a la relatividad de la vida y sobre el como de la noche a la mañana se te puede apagar la luz... Como que la noche antes de su partida terminé de comprender el rol de mi papá no solo en mi vida, sino en este mundo.

A veces somos incapaces de comprender todo aquello que escapa a lo "promedio", o al menos a lo "promedio de uno mismo"... Y sí, mi papá era una persona especialísima, nunca fue el mismo después del golpe militar de 1973 que le costó su trabajo, le implicó persecusión política por el resto del régimen y, en cierta medida, le costó su vida, en tanto integridad física y psíquica.

En su funeral tuve la triste experiencia de hacer uso de la palabra, y es triste pues desearía nunca haber tenido que asistir a algo así, o al menos no tan joven (él y yo). Además de agradecer en su momento y estar agradecido hasta la eternidad de todas las muestras de cariño recibidas, en particular de sus propios amigos, y de las palabras de consuelo en privado emitidas por ellos, resalté que mi papá finalmente me enseñó una cosa, y es que él en su vida quizás no siempre ganó, pero siempre siguió luchando... Era un luchador, capaz de sobreponerse a todo...

Es particularmente doloroso tener la certeza de que no vamos a parar a ningún otro lado después de esta vida... Mi fe se terminó de secar a fines del año 2003, con ocasión de las enfermedades de mi abuela y mi padre, constituyéndose ambas experiencias las "enésimas" pruebas de fe que no pude seguir sorteando, y es particularmente doloroso en tanto siento que mi papá se fue y nunca podré decirle tantas cosas que pude decirle en vida, o preguntarle otras tantas... o simplemente percatarme de que, al igual que como lo dije en otro posteo, su herencia del día a día son mis manos, a imagen y semejanza de sus -a mi juicio masculinas- manos, con sus uñas, sus escasos pelos y sus largos dedos...

Maldita misión la de ser el hombre de la casa, la de tener que proteger a mi mamá de los embates, teniendo que resistir en solitario tanto dolor, tanto impacto, tanto secreto...

Yo que de todo trato de aprender, no he logrado obtener algo para aprender de este trance... Solo los cambios en las percepciones y definiciones que formaban mi vida... Y un profundo sentimiento de pérdida, con esa maldita sensación de que te arrancan el corazón y te lo vuelven a poner a pedazos.

viernes, 27 de marzo de 2009

De-Formación profesional: Ámbito de impacto

Se lee dramático el título… La idea es, al menos al iniciar, tararear un rato el como la formación profesional va modificando y, en algunos casos, erosionando a la persona.

Tras estar 6 años en el mundo del Derecho (1 en Talca y 5 en Santiago) he aprendido cuando menos lo necesario para el ejercicio de la “abogacía” (exceptúense enfáticamente materias comerciales y tributarias xD!), pero ese “cuando menos” también ha ido modificando mi forma de ver el mundo, mi forma de enfrentar los problemas y de buscar soluciones.

NEGRO Y BLANCO, NO GRIS
Hoy en un nuevo capítulo de “mi pareja me reclama”, me reclama pues suelo ver las cosas en blanco y negro, “siendo que las cosas no son blancas o negras solamente!”. Supongo que por mis estudios me parece de suyo lógico que las cosas sean blancas o negras y que no haya más que eso, pues hay que elegir una postura, una interpretación de la norma y casarse con ella, en miras a los intereses de la justicia (yiaaa!).
Como digo, eso de blanco y negro me sale “natural”, y todo aquél que vaya en contrario de esa teoría me parece que se sale del sentido común, que a estas alturas es mi idea-fuerza favorita, “sentido común”… suena bien ¿eh?.

BASES PARA TOMAR DECISIONES
Al igual que como se fundamenta una sentencia, siempre necesito tener las razones por las cuáles se toma una decisión, a fin de apelar a ellas o bien, comprender las consideraciones que quién decide tiene para decidir una cosa en desmedro de otra.
Ello es super usual en mi, el “fundamente su respuesta” o “fundamente su decisión”, y es que, nuevamente, me parece sumamente de sentido común el tener bases suficientes e inapelables para decidir una cosa.

MÁXIMA DE LA LÓGICA
Huele a sentido común… Lógica y experiencia se fusionan como opciones sencillas para determinar todo aquello que no pueda ser determinado por otros medios.

LA EQUIDAD Y LA JUSTICIA
Me da dolor de estomago ver injusticias en cualquier ámbito. De ahí que procuro no ver noticias (además para evitar la vergüenza ajena que da escuchar a los periodistas hablar de temas jurídicos o meramente judiciales, hablando además a priori de ‘quedó en libertad’ o ‘el delincuente identificado como’, desconociendo que hay períodos de investigación en los que excepcionalísimamente las personas quedan en prisión preventiva y, además, desconociendo que las personas son inocentes hasta el momento de la sentencia… no son ‘delincuentes’, son imputados! :s) para no ver cada injusticia que en muchos ámbitos se generan.

Del mismo modo, me repele ver como la equidad y la justicia son conceptos que están en el plano de lo ideal y no de lo real… Dramático, qué queda para el futuro!.

martes, 17 de marzo de 2009

Por qué los Abogados son tan parcos?

Primero, subrayar hasta el cansancio que aún no soy Abogado, soy Egresado de Derecho. Tengo un cliente, para estos efectos lo llamaremos Sergio… El cuarenteañero Sergio es muy especial, me llama cada 15 días, y a pesar de que lo instruí en contrario pues este caso se me delegó de manera personal, independiente, autónoma y todo sinónimo conducente a decir “es mio propio, único y exclusivo”, él continúa asistiendo a la oficina y llamándome cada 15 días…
El público lector cercano al mundo del Derecho, comprenderá que cuando se solicitan oficios a otros tribunales hay que esperar… y esperar… y esperar… Y también comprenderá que un juicio civil dura con suerte 4 años sumadas todas las instancias… Pero Sergio insiste en llamar, asumiendo que con ello yo “reaccionaré” y apuraré lo suyo, en consecuencia que más apurarlo y rogar por darle curso progresivo no me ha sido posible. En fin, el hecho es que hoy me llamó y me di el gusto de mi vida con él: Mariconamente lo cité a mediados de abril a una reunión a Santiago y a que en este período me reúna los $ 25.000 de la notificación que son para la querida receptora.

De hecho el buen Sergio tardó unos segundos en recuperar el aire para seguir hablando.
Supongo que por eso el Abogado promedio es parco, serio, indiferente y actúa con cierta frialdad por sobre de los eventuales juicios que pueda llevar, pues en caso contrario se te suben por el chorro y te atosigan de manera ociosa, si el proceso no puede ir mas rápido que los Tribunales (de hecho la última providencia tardó… 45 días?, en salir del despacho del Juez…).

Cabe hacer presente que el derecho de Sergio en esta demanda es inmenso e indudable, pues se le acusó de robar en el supermercado donde trabajaba y, so pretexto de ello, despedirlo. En sede laboral la empresa que para estos efectos llamaremos “C.N.KoZud.” no fue capaz de demostrar tal imputación y fue condenada…
Ahora vamos por los daños y perjuicios que a cualquier individuo le genera el ser acusado de un delito que no cometió, más aún si para conseguir el trabajo siguiente acá en Chile te piden referencia del trabajo anterior y del por qué te cesaron de él.

Loco todo.

lunes, 9 de marzo de 2009

La Voluntad Política: Parte II (Sistema Binominal)

En general, la clase política chilena (a la que yo suelo llamar peyorativamente "fauna") está en deuda. Pinochet a pesar de todo lo reprochable que puede ser en muchos aspectos, creo que fue bien asesorado a la hora de idear la Constitución Política y de instaurar el sistema binominal. Este sistema, odiado por los excluídos y vilipendiado por quienes meses antes de las elecciones sabemos con un 95% de seguridad la dupla de senadores y/o diputados que por circunscripción o distrito, respectivamente, será electo.
El binominal lo que hace (evidentemente) es fortalecer la existencia de un par de pactos políticos fuertes y consolidados (oh sorpresa, Concertación y Alianza) y, en base a ese fortalecimiento, establecer las bases para la estabilidad política de un país como este.
Sin duda la mayor falencia que presenta un sistema como este, es que partidos políticos fuera de estos "colosos" pactos, quedan absolutamente excluídos del Parlamento (que idealmente se presume como la suma de todas las fuerzas políticas de un país). Anda a saber tu si esto fue un efecto deseado o no, pues estos partidos excluídos son, a la fecha, principalmente la izquierda (Partido Comunista, Partido Humanista), a la que Pinochet denominaba "cáncer marxista" (a veces desearía pie de pagina para blogger.com!).
Ante ello, ofertones de modificar el sistema binominal ha existido por montones en temporada de elecciones. Quisiera de manera excepcional citar al verdaderamente honorable Diputado Álvaro Escobar, quién señala a The Clinic las razones por las cuáles abandonó el PPD:
"La discusión de mi ex bancada respecto al Informe Boeninger sobre modificación del Sistema Binominal. La propuesta era cambiar parte de los distritos para que la misma torta se repartiera entre más actores. Y la bancada se opuso por lo mismo que fracasó la inscripción automática y el voto voluntario: porque significaba cambiar tu padrón electoral, tu “cartera de clientes” y empezar a competir por una demanda que no tienes coaptada. La discusión fue bien vulgar, del tipo: “yo no conozco esa comuna, he hecho todo mi trabajo en esta otra, no puede ser. (...) Esa vez se hizo un reportaje en El Mercurio donde Pepe Auth decía que había que equilibrar la necesidad de perfeccionar el sistema electoral y cuidar el interés de los parlamentarios. Eso es consagrar la impunidad, porque probidad es el deber moral de cumplir, estrictamente, tu deber con otros, no contigo. Cuando se dice que lo que importa es tu interés personal, tu futuro laboral y votas en función de eso, la falta de probidad es flagrante. Auth santificó eso y los parlamentarios se la llevaron pelada, salvo por la anécdota de mi renuncia al PPD".
En los hechos, y de las palabras además del ex-PPD Escobar, lo que existe es un "dolor en el bolsillo electoral" de los partidos políticos (aún del PPD que podría considerarse "progresista") que no conciben modificar el binominal pues les genera, en buen chileno, un "achanchamiento", un no necesitar esforzarse por hacer una buena labor parlamentaria en tanto el binominal asegura casi garantizadamente la presencia de un diputado de cada "gran pacto" por cada distrito.
Así, la voluntad política a la hora de satisfacer lo que parece ser un deseo ciudadano y una lucha en pro de la democracia, se niega a ceder por un tema meramente numérico.
Entonces, no hay voluntad política?... Parece ser que este enormemente manoseado término existe en términos abstractos, ideales, e incluso plasmado en ofertones y ofertazos de última hora o de segunda vuelta, mas no se manifiesta a la hora útil, la hora en que las papas queman y es perentorio votar proyectos de esta magnitud.
Pero la calculadora manda, y vuelve a mandar, esta vez a propósito del pacto entre el Partido Demócrata Cristiano y el Partido Comunista, lo que será abordado proximamente, no sin antes recordar que es el PDC el partido con el que mayor identificación llegué a tener en mi periplo político.

sábado, 7 de marzo de 2009

Ahora entiendo todo!... Bueno, casi.

No es que en épocas malas me "ponga" callado, disparador de ironías, particularmente receptivo y frío como forma de revancha... Es más bien que así soy en esencia, o bien, que es la forma que me genera mayor seguridad en tiempos de crisis.
Y tiene sentido!, hay que volver a las trincheras cuando se está expuesto a un ataque externo, hay que reagrupar las filas, hay que volver a la cohesión de las ideas para luego volver a la carga.
Es como mi añeja frase, "a veces hay que retroceder un poco, aunque sea para agarrar vuelo".
En cualquier caso, hace 15 años no era ni un 20% lo que soy hoy, hace 10 no lo era ni en un 40%... El cambio ha sido bastante pronunciado -aunque para la foto parezcan detalles, la forma en que actúo para mi es fundamental-, y probablemente de ahí surge la sensación de "confianza entrañable" que me generan determinadas personas (un puñadito) con quienes puedo ser aún quién soy, no recibiendo tanta crítica velada.

lunes, 2 de marzo de 2009

"Slumdog Millionaire": Una Joya

Increíble, solo así podría definirse la puesta en escena de "Slumdog Millionaire", la nueva joyita de Danny Boyle (Trainspotting) que, además de todo, arrasó en los Premios Oscar con 8 estatuillas a su haber.

En lo personal, nunca me acerco a las películas por lo que diga "La Academia", y esta vez no fue la excepción. Necesitaba verla por Dev Patel, actor a quién conozco por su personaje "Anwar" en la serie británica "Skins", serie que se caracterizó (al menos en sus dos primeras temporadas y con el elenco original) por tener un reparto juvenil de lujo.

Así, terminé viendo Slumdog Millionaire, ¿qué me encontré?...
Una historia bien contada de un chico "made in India", con todo lo que ello implica... Ver morir a su madre en una lucha religiosa, tener que arreglarselas con su hermano mayor y junto a Latika, una niña que quedó huérfana en iguales condiciones. Así, Latika pasará a ser el centro de la tensión, pues si bien aparece poco en la película, básicamente la misma gira en torno a qué pasará con ella. De hecho Jamal Malik (el personaje encarnado por Dev Patel) justifica el participar en "Quién quiere ser millonario" (programa de franquicia británica éxito en todas las latitudes del mundo y que es donde transcurre prácticamente todo el "tiempo presente" de la película) confiado en que Latika estuviese viendo el programa, para reencontrarse.

De ahí, cuento corto... Ni el animador del programa ni la policía creen que su casi triunfo sea íntegro, y en ello lo torturan e interrogan... Así, en base a sus vivencias personales logra justificar como llegó a las diferentes respuestas que lo tienen al borde de ganar el pozo máximo del "Quién quiere ser millonario"... Finalmente, el policía opta por decirle que de lo único que Jamal es culpable es de ser demasiado sincero, dejandolo finalmente en libertad para ir por los 20 millones de rupias (1 dólar americano por cada 40 rupias).

Las vivencias personales son... horrendas... Pero como bien le dijo Latika, todo el mundo ve "Quién quiere ser millonario" pues es un boleto de escape a cualquier otro lugar menos el actual... Boleto de escape que él no quería para sí, sino para Latika, la chica que en su infancia era el tercer mosquetero... Como paradoja de la vida, la última pregunta del programa, la de los 20 millones de rupias era precisamente cuál era el nombre del tercer mosquetero, y Jamal utiliza su último comodín (llamado telefónico) con su hermano Salim, pero éste le había entregado el teléfono a Latika, quién le contesta la llamada.

Por supuesto, Jamal sabía la respuesta = era su amada Latika.

A ratos, Slumdog Millionaire me recordó mucho "The Empire of the Sun", en tanto el protagonista es un chico y las desventuras que padece en el tiempo y lugar donde se encuentra.

Esta película está entre las 5 mejores que haya visto en mi vida, junto a "Igby Goes Down", "The Lord of the Rings", "Pay it Forward" y "About a Boy".
Quieres opinar?... de preferencia escríbeme a webmaster@rodrigovaldes.com!
Así incluso podremos intercambiar opiniones sobre el tema!

domingo, 1 de marzo de 2009

Salud Pública: ¿Enfermo Terminal?

Hace unas semanas me correspondió tener –nuevamente- un contacto fuerte con el sistema público de salud. Está enfermo, y está grave.

Está enfermo, porque no da abasto:

Porque las ambulancias (que uno solicita por urgencia y por que la necesita, no por “gustito”) no están, están en reparaciones o no son suficientes… Con una soltura impresionante, y tras unos 30 segundos sin contestar, la operadora del 131 te responde “lo puede trasladar por otro medio?, ya que nuestras unidades están todas ocupadas en accidentes (…) teniendo un retraso de al menos tres horas”.

Yo no sé en qué parte del mundo que se “jure” país emergente o en vías de desarrollo no puede haber ambulancias suficientes, pero ¿cómo haberlas?, si hay que tapar agujeros inmensos de dinero que están dejando proyectos mal planteados como el verdaderamente muerto EFE o el lastre de TranSantiago, que están costando mucho dinero al erario fiscal, que están trayendo escaso o nulo aporte a la calidad de vida de los chilenos y que, por lo mismo, es dinero mal utilizado o de plano despilfarrado.

Ambulancias, aunque pocas, hay… El problema es que jerarquizan en base a prioridad (desconozco el criterio de la operadora para determinar clínicamente quién tiene prioridad y quién no, y cuanto cuesta trasladarse desde un lugar de la ciudad) y, además, que por otras “enfermedades” que tiene este enfermo llamado “salud pública”, si no hay scaner, los pacientes deben ser trasladados desde cualquier dependencia de la Posta Central a otro centro hospitalario (Hospital San Borja) con el mero propósito de practicar el escáner y luego volver a la Posta Central, ídem para buscar especialistas determinados que no se encuentran en la Posta Central.

Sí, precisamente el tema de las ambulancias es otro… Y lo es, porque uno en definitiva pierde minutos que pueden resultar valiosos, lidiando con operadoras limitadas que con un criterio clínico que ni un médico con 30 años de ejercicio profesional podría tener, corta con serrucho lisa y llanamente la prioridad que uno tiene y la factibilidad o no de enviar un “móvil”.

En particular acá en Rancagua, me sorprendió el otro día apreciar ¿4? ambulancias en los estacionamientos del Servicio de Salud O'Higgins, ¿acaso estan de plano malas?... Digo, entre invertir en otro fracaso de universidad regional o reparar ambulancias que son de servicio para toda la comunidad, espero que el Intendente Huenchullán sepa diferenciar...

Llegando a la Posta Central la sala de espera de urgencias es lo más cercano a una clínica. Hay asientos, ventanillas, televisión, huinchas de color como en cualquier serie de TV, para que uno sepa hacia donde acarrear la silla de ruedas.

Al traspasar las puertas de la Posta Central, de todo, por cierto... Lo que impresiona enormemente es la frialdad para diferenciar entre una emergencia y una urgencia (emergencia entiendo que es atención inmediata y, urgencias, a esperar)... Aquí nuevamente impacta el criterio de funcionarios que al márgen de toda consideración médica (honestamente, dudo que sean médicos propiamente tal), optan por una u otra cosa para el paciente que, a estas alturas, ya pasa a ser víctima.

Cuento corto: Tras 4 horas hacen ingresar a la víctima a los box de atención pues recién ahí se desocupa una camilla, aún cuando personas señalan que hay camillas desocupadas. Se estira el chicle por una u otra y transcurren otras 4-5 horas tras las cuáles se decreta que la víctima debe ser trasladada al Hospital San Borja Arriarán, con el mero propósito de requerirle un scaner, aludiendo que el de la Posta Central está malo. Recordemos, hablamos de un paciente que ingresa de urgencias, y ¿andar paseandolo?... Desconozco cuanto costará la reparación de un scaner, pero supongo que las autoridades de salud estan de acuerdo en que la vida no tiene precio.
Alrededor de las 22 horas (habiendo llegado a eso de las 13.30), regresamos a la Posta Central y se debe nuevamente esperar camilla para ser ingresado a los box... A esa hora ya el panorama en el pasillo es dramático... Tres adultos mayores conectados a oxígeno en el pasillo y literalmente "tirados" en espera de ingresar más allá y otra chica desmayada en una camilla con su acompañante desesperado son un buen ejemplo del caos...
Al rato me despachan del pasillo, pues hay demasiados pacientes ocupando allí y yo, como acompañante, utilizo espacio que ahora pasa a ser un cupo para atención -sí, en el pasillo!-... Salgo y un funcionario se sienta a conversarme (no sé si es por ser "encantador", "empático" o porque a uno lo ven que habla de corrido y creen que uno puede "hacer algo"), me explica que él lleva más de 30 años trabajando allí, llegando junto con la construcción de dicho Hospital, y que nunca hubo tal caos. En primer lugar, me comenta que la instrucción desde el Ministerio es reducir camas y camillas (eso es efectivo, en al menos 5 camas se ha reducido toda la capacidad hospitalaria en Chile, contrario a la lógica no solo de que la población está en constante aumento, sino además contrario a la lógica de buscar mejorar la calidad y la capacidad de la atención). Luego, me cuenta (desconozco si estaba "contaminado" o era realmente imparcial) que con Pinochet cada paciente tenía asegurada su camilla, y que cuando ganó Bachelet, pensaron que el sistema mejoraría al ser ella "doctora".
"Hace falta un buen reclamo aquí y las cosas cambiarían" me dijo en más de una ocasión... Yo si no fuese porque tengo lista de espera en reclamos, con gusto lo haría...
En concreto, uno está más de medio día en la Posta Central y en limpio puede obtener experiencias de vida (como un chico narco que a cada rato me repetía que había destruído su vida y la de su familia y lo único bueno que podría hacer es morirse, por mucho que tenga automóvil y dinero) y, con mucha suerte, metamizol sódico (dipirona) para bajar una fiebre.
Tema aparte es el como la fauna política local rehuye la salud pública. Recientemente el ministro de Hacienda y ahora el de Salud, han requerido asistencia médica, buscándola en el sistema privado... Cosa aún mayor hizo Ricardo Lagos que optó por operar a su esposa Luisa Durán en... Boston, Massachussets, Estados Unidos, El mundo... Será que saben que entrar a ser hospitalizado en el sistema público es como jugar al Kino?.
Quieres opinar?... De preferencia envía un email a webmaster@rodrigovaldes.com
y así podremos incluso dialogar frente al tema!.