La Destrucción Colectiva

No se trata de discriminación precisamente... Es otro concepto... Siempre se habla de "la crueldad de los niños", se ríen del cojo, del mudo, del ciego, del narigón, del churejón, de la ballena, del nerd, del fleto, del pantruca, del flacuchento, del turnio y así...
.
Y la mayoría de las ocasiones todo eso se justifica "porque son niños, no saben lo que dicen"... No obstante en la conciencia todos tenemos claro desde chiquitito lo que se debe hacer y lo que no!, y el que le diga "nerd" a alguien, lo hace a sabiendas de que eso resulta peyorativo...
.
Pero pocas veces se evalúa el daño colateral que esa actitud genera... Porque la genera...
.
Hemos visto suicidios, homicidios, depresiones y, en la supuesta "escala mas suave", aislamiento social... Pero esa supuesta "escala mas suave" claramente no lo es tanto, genera una suerte de "estigma", trancas por doquier, y la generación de grupos -dentro de esos grupos aislados- que adquiere la misma filosofía de "hueviar al de la vereda del frente"...
.
En parámetros retro-evolucionados, sería como la lucha entre neonazis, homosexuales, skinheads y punks, donde determinados "ghettos" se comen doctrinas baratas y totalmente absurdas y encuentran un "enemigo" dentro de la sociedad cuyo objetivo es destruír... En estricto rigor, unos atacan y los otros responden, pero a la larga, el "germen del odio" está ahí...
.
Recuerdo haber visto una peli de Ben Foster (cuyo hecho mas relevante es haber pololeado con Kirsten Dunst), en la cual el era un chico "rechazado" por la mayoría de sus compañeros de colegio, y el tipo acumula tanto odio en su interior, que comienza a planificar la forma de "funarse" unos cuantos en un pseudo-atentado en su colegio... cuento corto, con otros chicos en iguales condiciones se agrupan y organizan dicho atentado, pero el personaje de Foster al final se baja y logra truncar tan sangrienta idea...
.
Pero, ¿cual es la necesidad de joder, joder y joder?... Supongo que todos tenemos la tendencia a burlarnos de otros, yo me burlo de Girardi!, ni modo, su característico complejo de polilla me obliga a reírme de el y de otros políticos!...
.
De 5° a 8°, en la época en que se comienzan a manifestar "esos cambios de los que tanto se habla", la pubertad, con desarrollos de todas esas partes y también esas otras... Yo fuí de los mas evolucionados de mi especie (jaja), pero por alguna razón todos los cambios físicos no incluyeron (hasta viejo) el cambio de la voz... Eso significaba mucho weveo en mi contra!, para la historia quedará una clase de Educación Musical en la que nos enseñaron el "falsete" y un estúpido de nombre Jesús Rojas (jajaja, siempre los nombres mas bíblicos son los peores!) me decía "yapo, deja de hablar en falsete"...
.
Evidentemente eso me fué imponiendo barreras para hablar en público, me entumecía, me desesperaba e incluso en mi fase "creyente" rogaba e imploraba que alguna "fuerza celestial" me cambiara la voz antes de una disertación!...
.
Al diablo, nada de eso resultó hasta el 2002...
.
Afortunadamente en 1° medio fuí a parar a un colegio "con letra y nombre de barco" (como le dicen con displicencia algunas personas a los colegios municipalizados) y allí los compañeros eran "re guena tela" y demases, y pude, al márgen de mi voz, desarrollar mi carácter y mi propio estilo, que, como en todos nosotros, obedece a constructos extraídos "sin querer queriendo" de otras personas...
.
Pero hay gente que no tiene esa oportunidad de ser aceptados, y eso duele, yo lo sé, duele mucho, destruye bastante y aisla...
.
Claro!, la prueba de que es "algo superado" está en que ahora no me calla nadie! jajaja, no obstante igual como llevo 3 años con "nueva voz", sigo nivelándola, cuesta!, pero bue, ahora no me voy a poner a llorar de lleno!.
.
Ojalá y nadie jodiese a nadie por nada, pero "los que saben", dicen que es "el típico chaqueterío del chileno", eso de querer "cagarse al otro a como dé lugar", una actitud infantil y estúpida que, afortunadamente, en las Universidades pasa a mejor vida... La duda que siempre me sobresale es, ¿los universitarios no son burlescos por estimar eso una idiotez?, ¿o lo hacen a la mala, ocultando la inmadurez?...
.
Pregunta estúpida, pero justificada...
.
Diablos, iba tan inspirado, pero en la mitad entre que tiraron revista Falabella (y no podía dejar de correr a verla :p, tecnología! :p) y entre que me enteré de las fechas de los venideros controles parciales, atró atró...
.
pd: Hoy es 11 de Septiembre... Vaya día, con el show del WTC y el show local a 32 años después del Golpe, con el que derrocaron a un inepto para poner a otro inepto... Solo en Latinoamérica...

Comentarios

  1. A las septiembre 18, 2005 4:13 PM, Andrómeda dijo...…

    Me encantó este post, como te dije una de las mejores cosas que has escrito :P

    Ahora bien, respecto a lo que dices, depende de muchos factores, por regla general los niños están en la etapa de “descubriendo el mundo” a las personas, viéndose, dándose cuenta que existen personas diferentes señalando, comparando. En esa etapa no tienen todavía ese chip del “políticamente correcto” que nosotros los adultos tenemos, le llaman gordo al gordo, blanco al blanco y negro al negro, así tal cual, sin eufemismos. La risa, es la herramienta de todo niño, todo le causa gracia, se ríe de sí y del resto. Sin malicia, pero también sin estar plenamente conciente de sus actos, en el fondo no quieren herir, si el niño "objeto de bulras" se pone a llorar el que lo hizo llorar muy probablemente se sentirá mal. Es cosa de los padres, que tienen que explicarles lo que está bien o mal, no creo eso de que "todos sabemos si algo es correcto o no. Aunque tambien los niños repiten la conducta de los padres, hay padres que dan un lamentable ejemplo a sus hijos.

    Luego llega a la adolescencia una etapa en la que a todos les embarga una inmensa cuota de inseguridad, un pavor al ridículo. Y es donde todos empiezan a utilizar muletillas, uno se comportará “rudo” para que todos le tengan miedo y nadie se burle de él, otro se refugiará en “grupitos” en los que se defenderán mutuamente. PERO el arma en ese momento es el “ridículo”, yo lo veo así ”si todos se ríen de “x” nadie se reirá de mi” no es nada personal, el problema es que los pobres “patitos” (objeto de burlas) la pasan realmente mal, y el colegio puede ser una experiencia realmente desagradable para ciertas personas.

    Y estas experiencias “marcan” a las personas, dañan irremediablemente su “autoestima”, los llena de resentimiento, a veces se suele ver a personas ya adultas con resentimientos de esas épocas. No todos tienen la suerte como en tu caso cambiar el colegio y cambiar el ambiente.

    En mi caso, mi “problema” era mi edad, yo era exactamente 2 años menor que todas mis compañeras de curso, y al contrario de ti me cambiaron de un colegio en donde la pasaba genial a uno sólo de niñas donde la pase fatal xD. Era súper tímida e insegura, pero mi personalidad dio un cambio radical cuando me empecé a juntar con no muy buenas compañías muahahahaah xD mis últimos 3 años de colegio fueron geniales, memorables, etc, etc, etc, etc :P

    Respecto a la universidad, es definitivamente otro mundo, yo la disfrute de principio a fin, tal vez demasiado jajajaaja. El ambiente es totalmente diferente, pero no te engañes demasiados, es la misma gente. La diferencia es que el “nerd” no es aquél antisocial que está en un rincón del que todos se ríen y nadie quiere, en la universidad es el que SI va pasando, es el que todos buscan, el que se convierten instructor de la materia más coladora (difícil), al que todos besan sus zapatos para que les ayude y precisamente de la materia que llevarán en 2ª o e 3ª los que antes se reían de él. He visto masacres OMG!!! Jajaja

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. A las septiembre 19, 2005 10:22 PM, Héctor González Avilés dijo...…

    "La indiferencia del mundo,
    que es sordo y es mudo,
    recien sentirás.

    Verás que todo es mentira,
    verás que nada es amor,
    y al mundo, nada le importa,
    yira...yira".

    La letra de este tango de Discepolo, me recuerda al articulo, que por cierto, está muy bien redactado.

    ResponderEliminar
  3. A las octubre 02, 2005 12:15 AM, inmundabeach dijo...…

    Tomando el término de la Gabriela, yo puedo decir que durante toda mi vida escolar fui un "patito".
    Era bonito, flaquito y tristón. Detrás de mis lentes había un muchacho que lo tenía todo para ser el mejor, pero siempre tuvo impedimentos para llegar lejos: estaban en los demás, en el destino y en sí mismo. Fui un perdedor todo ese entonces, especialmente en la adolescencia cuando el despertar sexual de las chicas me dejó en un segundo plano: no fui su príncipe azul, por lo tanto me excluían como hombre y como amigo (amigo es en esa época ser el amigo chupapenes del príncipe azul). Cuando conocí unas chicas que parecían alejarse de esa búsqueda del paradigma del príncipe azul común a todas ellas, presento a un amigo muy nerdy que tenía cero chances de algo más, pero... no pasó desapercibido: las chicas lo cambiaron como quisieron y se transformó en el chico deseado por todas ellas.
    Las minas hicieron un "enchúlame el mino" a este sujeto: le subieron el autoestima y el ego a la cresta, logrando así acaparar las atenciones de chicas de otros colegios del centro. Agravante de todo: que teníamos cierto parecido físico y que nuestra profesora de arte nos confundía al uno con el nombre del otro (he's a better version of me).
    En conclusión, la adolescencia apesta.

    Bx

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

"Terrorismo" e "Igualdad a la Chilena"

Hipócrates se sacude en su cripta #Frenillos

Acuerdo RN-DC: Donde Hubo Fuego...